Las Mejores Cortinas

Comprar una cortina parece algo sencillo, elijo el modelo que quiero y lo coloco en el lugar que he elegido, pero no, no es tan sencillo. Ahora te contaremos porque es importante saber elegir una buena cortina para tu hogar según si es un espacio pequeño, el color de pared o si entra luz natural a esa habitación, estos factores van a influir a la hora de elegir la cortina ideal para los diferentes ambientes de tu casa. No desesperéis, que aquí estamos para echarte una mano con ello!

Lo primero que debes tener en cuenta es el tamaño y forma de la ventana, ya que existen ventanas cuadradas, rectangulares y hasta redondas. Dependiendo el tipo de ventana que sea y el tipo de cortina que elijas (tamaño y material) será la cantidad de luz que entre a ese espacio. Por ejemplo, si tienes una ventana ovalada en el comedor, no quedará muy estético poner una cortina con caída pesada (dado el grueso de la tela), lo ideal sería una tela fresca, como lino, para que la caída sea más natural, además se le puede colocar abrazaderas para que puedas abrir y cerrar las cortinas y regular la entrada de luz como más te guste, además de lo mono que quedan!

Otra cosa muy importante de saber qué largo de cortina debo utilizar según el tipo de ventana que tenga y el tamaño de la habitación. Por lo general la mayoría de las personas, optan por una cortina la cual sea 15cm más larga desde donde termina la ventana. Pero, hay otras que les encantan las cortinas que se apoyan en el suelo, si sos de ellas, a esos 15cm deberías agregarle entre unos 10/15cm más. Es decir, de donde termina la ventana, 25 cm de tela.

Es importante pensar en las abrazaderas, tiras o cordones que sujetan la cortina, que por más simple que sean nos pueden decorar el ambiente y hacerlo más acogedor, además como ya dijimos, nos ayuda a que podamos regular la entrada de luz natural como queramos. Al recoger la tela de la cortina para los lados con un bonito amarre, nudo o anilla, se destacará mucho más la ventana y eso dará un efecto super cálido y diferente a la habitación.

La tela que elijamos para nuestra cortina va a depender de dos factores principalmente: la privacidad y luminosidad que queramos tener, ya que hay cortinas que están hechas de una tela super fina y se transparentan, pero a la vez aun con ellas cerradas, entra claridad al ambiente como por ejemplo una cortina para el salón, en cambio otras, se les pone doble tela para darle mas privacidad al espacio, pero resta luminosidad. En cambio, también esta la posibilidad de elegir una tela intermedia, o de elegir la que más nos guste y adaptarla al espacio, pudiendo equilibrar la luminosidad con la privacidad que queramos tener según el momento del día, por ello es importante tener tiras o abrazaderas que sujeten la cortina para estos momentos!

Ahora bien, ¿de dónde prefieres que cuelgue la cortina? ¿prefieres que cuelgue de una barra o de un riel? Si es de una barra, ¿quieres de madera o metálica? ¿de qué color? Todos estos elementos que parecen detalles, no lo son, porque junto con la cortina, harán del espacio algo bonito, que trasmita confort y a su vez decore la habitación según el estilo que hayas elegido.

Cual cortina elegir

¿Barra o riel? La elección sobre donde quieres colgar la cortina dependerá de lo que busques, si deseas ahorrar y prácticidad, ya que el más fácil correr la cortina, lo ideal es que elijas el riel, aunque, si lo que deseas es resaltar la cortina elegida y además que decore el lugar y lo haga más relajado, por ejemplo una cortina de cocina, lo ideal es que elijas una barra de madera. En caso de elegir esta última, no pienses en una barra color marrón, piensa que hay muchos diseños, colores y terminales. Incluso le pueden agregar remates en los extremos en consonancia con la cortina y habitación, logrando un conjunto armónico y que trasmita lo que tú quieras (confort, serenidad). Te podrías sorprender!

¿Cómo logro una bonita caída? Si bien esto depende del gusto que tenga la persona y el tipo de cortina que quiera colocar, la caída de la cortina dependerá de que tan pesada es la tela, más pesada es, más caída tiene, es por ello que hay cortinas que vienen con una tela específica ya para darle este efecto, y hay otros tipos de tela que se suelen poner dobles o se hacen mas gruesas como el lino, pudiendo elegir lino doble, lino con seda o lino grueso en caso de querer una cortina de ese material que suele ser liviano, pero con caída.

Algo muy importante a tener en cuenta a la hora de comprar una cortina, es que te aseguréis que la tela sea “antipilling”, esto quiere decir, que sea una tela que no se hace pelotitas y además que lleva algún tipo de componente que no arda en caso de incendio.

Diseño de cortinas

Diseño: ¿liso o estampado? Es importante tener en cuenta que en caso de elegir una cortina estampada, lo ideal es que el dibujo guarde proporción con el espacio, porque de no ser así, el estampado o diseño elegido no se lucirá bien y perderá el encanto propio. Es por ello que se recomienda que las cortinas estampadas sean utilizadas en habitaciones espaciosas y luminosas, a diferencia de las lisas, que si bien se lucen en cualquier espacio, son ideales para habitaciones pequeñas porque no ofusca la vista. También hay distintos modelos de estampados pero infantiles.

Si me he decidido por una cortina lisa, ¿qué debo elegir? ¿color frío o semitransparente? Es claro que uno va a elegir según el diseño o el color que le haya gustado, pero si quieren un consejo, aquí va: si el espacio donde irá la cortina es un espacio chico, lo más recomendable es que la cortina sea semitransparente dado que con la luz natural y la luz que traspase la cortina, agrandará el ambiente a la vista o lo hará más cálido. Pero, si aun teniendo un espacio chico, decides elegir una cortina lisa, lo ideal sería el que color que elijas sea un tono igual al de la pared, esto provocará un efecto de “sensación de espacio”.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)